Archivo de la etiqueta: postcomunismo

De lémures y economías

livadia - CopyHace unos años una revista se hacía eco del alarmante proceso de erosión en las costas de la península de Crimea. Basado en estudios geológicos difundidos por el semanario Den, de Kiev, el articulista se detenía en el palacio de Livadia, construido por Nicolás II hacia 1912, “sanatorio para obreros y campesinos después de la revolución”, y luego sede de la Conferencia de Yalta, en 1945, de la que ha quedado una célebre foto de Josif Stalin, Winston Churchill y Frankiln Roosevelt, escoltados por el toque italiano del patio interior del palacio. Casi cincuenta años más tarde, parece pues que las cálidas playas de Crimea, paso obligado para viajantes y turistas, han agotado los cimientos de la península; y con ellos también Livadia, a tal punto que como primero de los preparativos para otra de las Cumbre de Jefes de Estado de los Países del Mar Negro, al gobierno de Ucrania no le bastaron sus arcas ante los costosos trabajos de vigorización y reforzamiento.

También entre viajes, dinero y juegos políticos se mueve la otra Livadia, la novela de José Manuel Prieto, además de erosión, pues, así como la simbólica península se deshace, este texto, como no queriéndolo, pone en entredicho más de un estrato ideológico (canon estético, divisa moral o doctrina política) de estos tiempos que nos han tocado vivir. Como en los textos canónicos de su género (¿su género?), primeramente en Livadia resalta la etología de los personajes del viaje: el viajero mismo, la dueña del hostal, la mujer deseada, el barco, la frontera –“membranas estatales”– y el Mal, o lo que es lo mismo: el peligro, ya sea tormenta, rufianes (cosacos zaporozhets) o la frase passportny kontrol gritada en medio de un tren que avanza. Sólo que no se trata aquí del simple viaje de placer o, como dijera Brodsky, de “una forma espacial de autoafirmación” (algo así como un viaje hemingwayano), sino más bien de la imbricación entre:

a) un ser nacido para un coto cerrado: un cubano;

b) un escritor;

c) un hombre al que le gusta el dinero.

De ahí la explosión… Alguien escribió que entre los más notables escritores cubanos de este siglo (Lezama. Piñera, Sarduy, Cabrera Infante, Arenas…), sólo Carpentier representaba el verdadero “ciudadano del mundo”, el único capaz de desligarse de la florida isla: también de la Florida y de la Isla, como es el caso ahora de José Manuel Prieto. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos y Ensayos